El anónimo de Edgar Allan Poe

El anónimo de Edgar Allan Poe
Puntúa este Artículo

Edgar Allan Poe (1809-1849) fue un famoso escritor norteamericano considerado uno de los genios del relato corto.

Huérfano desde niño, fue adoptado por una familia adinerada de Virginia, hecho que le facilitaría el acceso a los estudios.

Excéntrico y raro en su medida, como todos los genios, tenía una curiosa forma de gastarle bromas a sus amigos.

Poe escribía un anónimo que decía lo siguiente: “Nos han descubierto. ¡Huye!” y después lo enviaba por correo. Cual fue su sorpresa un día que quedaron para cenar todos, y una de sus amistades no se presentó. Nunca más se supo de dicha persona.

Con esto les decía que todos tenemos cosas que ocultar y más aún en aquella época, en la que seguramente los delitos cometidos eran mucho más personales y perjudiciales que los de ahora. También había que tener en cuenta que la policía de antes no contaba con los medios de ahora, por lo que si había una posibilidad de que te cogieran,  escapar era tu máxima prioridad.

Las cárceles de 1800 no debían ser muy cómodas, así como los derechos de las personas.

Esto me recuerda a unas llamadas que recibía mi novia, sí sí las típicas de las compañías telefónicas, tan graciosas y delicadas ellas, llamando siempre a la hora de la siesta. Pues bien, un día tras colgarle ella el teléfono una vez, a los 2 minutos vuelven a llamar. Cogí el teléfono y más o menos hice lo mismo que Edgar Allan Poe, le dije: “El cuerpo está descuartizado y enterrado, nos vemos en el lugar acordado, trae el dinero” y acto seguido colgué el teléfono.

No volvieron a llamar a día de hoy

Etiquetas:

Curioso por naturaleza. Apasionado de la tecnología Android y todo lo que conlleva, intento compaginar el trabajo como D.U.E con escribir artículos en esta web. Espero que os guste y comentéis los artículos.

GalaxyAndroid